Características del teatro medieval

A continuación te hablamos sobre las principales características del teatro medieval. En primer lugar debes saber que los residentes de la Edad Media confiaban en el teatro medieval para el entretenimiento y la educación.

Aunque teñido de celo religioso en sus inicios, el teatro medieval evolucionó a lo largo de los siglos, y poco a poco se fueron incorporando otros temas además de la Biblia. El teatro en la época medieval, prosperó durante siglos y se utilizó como fuente de inspiración para obras de teatro renacentistas.

Historia del teatro medieval

Tras la caída del Imperio Romano, todo comenzó coun pequeño grupo de animadores que viajaba de pueblo en pueblo. Su objetivo era entretener a la gente de todos los ámbitos de la vida. Estos grupos nómadas viajaron por todo el mundo contando historias y bromas, tocando música, e incluso realizando actos acrobáticos.

Dondequiera que iban, se creaban festivales. Los practicantes religiosos, sin embargo, se mostraban hostiles ante estos artistas ambulantes, a pesar de que solo transmitían diversión y emoción en los pueblos y ciudades.

El poder de la Iglesia Católica intentó convertirlos y poner fin a sus actuaciones callejeras que en esa época eran consideradas inmorales. A pesar de su animosidad hacia las obras itinerantes, la Iglesia jugó un papel importante en el desarrollo del teatro medieval. De hecho, la iglesia en el medievo, proporcionó un servicio que implicaba la presentación dramática de historias bíblicas en los terrenos de las iglesias.

Sin embargo, las obras de teatro religiosas en la Edad Media, no se llevaron a cabo, ni se representaron fuera de la iglesia hasta el año 1200. A lo largo de los siglos, el teatro sufrió un cambio de paradigma, volviéndose más secular. El teatro medieval como tal, llegó a su fin en el siglo XVI.

Historia del teatro medieval

Principales características del teatro medieval

Para entender de mejor manera cómo funcionaba el teatro durante la época medieval, a continuación se mencionan algunos de sus rasgos más característicos.

Las obras de teatro en la época medieval

The Hours, un servicio religioso, utilizaba la música para realzar el efecto de las obras religiosas. Hoy se sabe que los dramas litúrgicos representaron casi todas las historias de la Biblia, incluyendo la resurrección de Lázaro de entre los muertos, la conversión de San Pablo y la liberación de los leones de Daniel.

El regreso de María a la tumba de Jesucristo, cuando descubre que ha resucitado, es un relato bíblico bien conocido que ha sido el centro de muchas obras de teatro religiosas. Hacia finales de la Edad Media, las obras religiosas se hicieron más comunes fuera de la iglesia.

Desde entonces, el teatro medieval ha ido evolucionando gradualmente. Otros factores que ayudaron al crecimiento del teatro en la Edad Media incluyeron la formación de gremios, una economía local próspera, así como la decadencia gradual del feudalismo.

Obras vernáculas en la Edad Media

Aproximadamente desde 1200 y hasta 1350, las obras de teatro vernáculas superaron en popularidad a las obras de teatro litúrgicas, colocándose en primer lugar. Durante las temporadas de primavera y verano, muchas de estas obras fueron representadas en espacios al aire libre.

Las obras de teatro, tanto las religiosas como las seculares, también estaban creciendo en popularidad. A pesar del hecho de que las obras de teatro en el medievo, trataban sobre una amplia gama de tramas, no era raro que sus historias se basaran en personajes bíblicos, sermones y documentos de la iglesia.

Por su parte, las obras cíclicas estaban compuestas de varios episodios o capítulos que no estaban en ningún orden en particular. Incluso, podrían durar desde solo un par de horas, hasta varios días. Por lo general, el autor de este tipo de obras de teatro medievales, prefería mantenerse en el anonimato.

Principales características del teatro medieval

Las obras de moralidad

Las obras de moralidad eran un tipo de representación artística religiosa. Estas obras se dividían en capítulos, de la misma manera que sucedía con las obras de teatro cíclicas. En cuanto al tema, este siempre fue sobre la lucha interminable del hombre por ser bueno y resistirse a la influencia del mal.

Sin embargo, las obras seculares causaron un gran revuelo en las escuelas y universidades en los últimos siglos. La mayoría de las obras eran comedias y tragedias latinas. Una obra secular conocida como La Farsa, tuvo mucho éxito en Francia.

Este tipo de historias usualmente giraban en torno a dioses y héroes, con debates políticos que se integraban a la trama de vez en cuando. No cualquiera podía participar, solamente los actores que provenían de casas nobles eran los únicos autorizados para actuar en las obras seculares.

Los actores en el teatro medieval

Los criterios actorales para diferentes obras del teatro medieval eran muy variados. Por ejemplo, dependiendo de la escala de la producción, la cantidad de actores cambiaba. Y debido a que las obras cíclicas podían durar muchos días, a menudo eran necesarios centenares de actores.

Por otra parte, los directores de las obras de teatro medieval, realizaban audiciones en los pueblos, en cualquier momento. Esto permitía a los posibles actores, postularse en su tiempo libre. Si bien las mujeres a veces participaban en obras de teatro en Francia, la naturaleza patriarcal en la Edad Media, no promovía la participación femenina.

En consecuencia, casi todos los actores eran hombres en la mayoría de las naciones. Esto significaba que en una obra de teatro, los actores a menudo tenían que interpretar varios personajes.

Vestuario y escenario del teatro medieval

Para escenificar dramas litúrgicos, la iglesia siguió las convenciones de la época. Se instalaron pequeñas edificaciones llamadas mansiones, como telones de fondo a los lados de cada escenario teatral. Esto se hacía para resaltar el entorno de la obra.

Dependiendo de la duración y complejidad de la obra, la cantidad de mansiones utilizadas podía aumentar. Era normal que estas mansiones fueran alineadas en líneas rectas, triángulos, círculos y rectángulos. La platea, un amplio espacio cerca de las mansiones, se utilizaba como un área de actuación general donde los actores representaban sus personajes.

Por su parte, el vestuario, así como otros complementos y accesorios, eran proporcionados por la iglesia. También era común que los actores de las obras litúrgicas se vistieran con ropa de iglesia.

Vestuario y escenario del teatro medieval

Máscaras en el teatro de la Edad Media

Los artistas teatrales usaban máscaras en la época de la Edad Media. Estas máscaras estaban disponibles en todas las formas y tamaños. Gran parte de las máscaras en el teatro medieval, se caracterizaban por sus diseños extraños. Muchas de estas máscaras eran lo suficientemente espantosas como para asustar al espectador.

Los historiadores creen que las máscaras grotescas, eran diseñadas con el propósito disuadir el mal comportamiento.

Además de esta entrada, te puede interesar,...
Aviso Legal
Política de Cookies
Política de Privacidad
Medievalia Newsletter

¿Quieres estar a la última de medievalia?

Entérate de los próximos mercados medievales, productos de moda, últimas novedades del mundo medieval

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!