Características del arte medieval

El arte medieval, que incluye una amplia variedad de arte y arquitectura, se refiere a un período también conocido como la Edad Media, que abarcó aproximadamente desde la caída del Imperio Romano en el año 476 d.C. hasta las primeras etapas del Renacimiento en el siglo XIV. 

Las obras producidas durante esta época surgieron del patrimonio artístico del Imperio Romano y del estilo iconográfico de la iglesia cristiana primitiva, fusionado con la cultura "bárbara" del norte de Europa. Lo que se desarrolló a lo largo de estos diez siglos dio lugar a una amplia gama de estilos y períodos artísticos, algunos de los cuales incluyen los primeros cristianos y bizantinos, anglosajones y vikingos, románicos y góticos. 

Del período medieval surgieron grandes monumentos y obras maestras de la arquitectura como la Santa Sofía en Constantinopla, célebres mosaicos en Ravena y manuscritos iluminados como los Evangelios de Lindisfarne. Dado que el período produjo un gran volumen de arte de importancia histórica, sigue siendo una rica área de estudio para los estudiosos y coleccionistas, y se considera un enorme logro que más tarde influyó en el desarrollo de los géneros modernos del arte occidental.

Historia y características del arte medieval

La historia del arte medieval es amplia y cubre una gran variedad de siglos y géneros. El arte medieval fue prominente en las regiones europeas, el Medio Oriente y el norte de África, y algunos de los ejemplos más valiosos del arte de la Edad Media se pueden encontrar en iglesias, catedrales y otras doctrinas religiosas. También fue prominente el uso de materiales valiosos como el oro para objetos en las iglesias, joyas personales, fondos para mosaicos, y aplicado como hoja de oro en los manuscritos.

Aunque la Edad Media no comienza ni termina de forma clara en ninguna fecha en particular, los historiadores de arte generalmente clasifican el arte medieval en los siguientes períodos: Arte Medieval Pre Románico, Arte Románico y Arte Gótico.

Arte medieval Pre Románico

El arte de este período se creó entre el siglo IV y el 1050 d.C. Durante este tiempo, la Iglesia Católica y los oligarcas ricos encargaron proyectos para rituales sociales y religiosos específicos. Muchos de los ejemplos más antiguos de arte cristiano sobreviven en las catacumbas romanas o en las criptas de enterramiento bajo la ciudad. Se encargaron a los artistas obras que presentaban cuentos bíblicos y temas clásicos para las iglesias, mientras que los interiores estaban elaborados con mosaicos romanos, pinturas ornamentales e incrustaciones de mármol.

Una gran parte del arte creado durante esta época también estaba relacionado con el trabajo bizantino del Mediterráneo Oriental. Incluía una variedad de medios como el mosaico de vidrio, la pintura mural, la metalistería y el relieve tallado en materiales preciosos. El arte bizantino era de naturaleza conservadora, principalmente con temas religiosos, y gran parte de él se caracterizaba por la falta de realismo. Las pinturas en particular eran planas con pocas o ninguna sombra o indicios de tridimensionalidad, y los temas eran típicamente más serios y sombríos.
arte medieval prerománico

El arte Románico

El arte románico tomó forma en el siglo XI, desarrollándose inicialmente en Francia y extendiéndose luego a España, Inglaterra, Flandes, Alemania, Italia y otras regiones. Como el primer estilo que se extendió por Europa, simbolizaba la creciente riqueza de las ciudades europeas y el poder de los monasterios eclesiásticos.

Los edificios románicos se caracterizaban por arcos semicirculares, gruesos muros de piedra y una construcción duradera. Las esculturas también eran frecuentes en esta época, donde la piedra se utilizaba para representar temas bíblicos y doctrinas eclesiásticas. Otros medios importantes durante este período incluyen los vitrales y la tradición continuada de los manuscritos iluminados.
Arte medieval románico

Arte Gótico

El arte medieval tardío incluye el arte gótico, que se originó en el siglo XII con la reconstrucción de la Iglesia de la Abadía en Saint-Denis, Francia. La arquitectura gótica ofreció avances estructurales revolucionarios como bóvedas de crucería, contrafuertes volantes y pináculos decorativos, todo lo cual contribuyó a diseños de edificios más altos y ligeros.

Del mismo modo, la escultura gótica tomó prestados motivos de la arquitectura de la época, ya que se utilizó principalmente para decorar los exteriores de las catedrales y otros edificios religiosos. Las figuras representadas en la escultura gótica se hicieron más realistas y se relacionaron estrechamente con las catedrales medievales. Las pinturas también se volvieron más realistas, y con el surgimiento de las ciudades, la fundación de universidades, el aumento del comercio y la creación de una nueva clase que podía permitirse encargar obras, los artistas comenzaron a explorar temas más seculares y no religiosos.
arte medieval gótico

Ejemplos de arte medieval

Desde los dibujos medievales hasta las pinturas religiosas, evangelios y exuberantes estructuras arquitectónicas, hay mucho que recopilar y estudiar de la Edad Media. Las subsiguientes corrientes sociopolíticas en todo el mundo durante este tiempo llevaron a una evolución de varios géneros y formas de arte. A continuación se presentan algunos ejemplos notables.

Basílica de Santa Sofía

Construida en el 537 d.C. a principios del período medieval bajo la dirección del emperador bizantino Justiniano I, Santa Sofía es la personificación de la arquitectura bizantina. 

Aunque originalmente fue construida como una catedral cristiana ortodoxa griega, fue reutilizada como mezquita después de la conquista turca de Constantinopla en 1453, y hoy en día es un museo en Estambul, Turquía. En el momento de su construcción, era el edificio más alto del mundo, conocido por su icónica y enorme cúpula.
Basílica Hagia Sophia

La catedral de Notre Dame

Quizás la más famosa de las catedrales góticas, la construcción de Notre-Dame comenzó en 1160 bajo el obispo Marice de Sully y ha sufrido muchos cambios desde entonces. Con el uso de la bóveda de crucería y los contrafuertes volantes, con vitrales y elementos escultóricos icónicos, la iglesia es muy diferente del estilo románico que la precedió. Ha sufrido daños y deterioro en los siglos que han transcurrido desde su construcción original, el más reciente en 2019 cuando un incendio estalló durante una campaña de restauración y destruyó la aguja del siglo XIX. Los planes y fondos para reconstruir ya están en marcha.
catedral de notre dame paris

Los Evangelios de Lindisfarne

Los Evangelios de Lindisfarne es un manuscrito iluminado y uno de los mejores ejemplos del arte insular, que combina elementos mediterráneos, anglosajones y celtas. Se supone que fueron producidos alrededor del año 715 D.C. por el monje norteño Eadfridth, la obra consiste en los cuatro evangelios cristianos: Mateo, Lucas, Marcos y Juan. 

El texto está copiado de la traducción latina de la Biblia cristiana de San Jerónimo, también conocida como la Vulgata.
evangelios de Lindisfarne

Códice Aureus de San Emmeram

Otro ejemplo notable de manuscritos iluminados es el del Códice Aureus de San Emmeram. Fue producido para el Sacro Emperador Romano Germánico Carlos II (el Calvo) en su Escuela del Palacio Carolingio en el siglo IX. Ricamente decorado con letras de oro e ilustraciones de gran colorido, es uno de los pocos atesores de encuadernación de la época que se conservan.
Códice Aureus de San Emmeram

Capilla Palatina

La Capilla Palatina fue completada en el 804 D.C. como el componente restante del Palacio de Carlomagno de Aquisgrán en la actual Alemania. Aunque el palacio en sí ya no existe, ahora actúa como la parte central de la Catedral de Aquisgrán. 

El edificio es una capilla con cúpula, considerada una visión ejemplar de la arquitectura carolingia -relacionada con la dinastía franca que gobernó en Europa occidental de 750 a 987- debido a su intrincado diseño.
Capilla palatina

Conclusiones

A principios de la Edad Media, era muy caro encargar una obra de arte o arquitectura, lo que la hacía accesible sólo a las grandes instituciones, como la Iglesia, o a los mecenas más ricos. Sin embargo, con el paso del tiempo, se pudo encontrar un número considerable de piezas en pequeños pueblos. 

El período en su conjunto carecía de los conocimientos y recursos necesarios para preservar las obras más antiguas, y los períodos renacentistas y barrocos que siguieron no ayudaron mucho. Por estas razones, muchas obras de la época se perdieron por completo, y gran parte de las obras que sobrevivieron sufren un alto índice de desgaste.

Aunque el período renacentista que siguió volvió a los valores del arte clásico, el siglo XIX vio un renovado interés y comprensión del arte medieval, destacando sus vastos logros en las bellas artes y la arquitectura. Esto se debió en gran parte a un campo académico relativamente nuevo de estudio - la historia del arte en la edad media - que se concentró en gran medida en el arte medieval, y trabajó duro hasta la fecha sobreviviendo obras y analizando el desarrollo de muchos de los estilos que salieron de la época. 

Ahora, es muy coleccionada por museos y coleccionistas privados, y muchos artistas modernos se inspiran en los elementos expresivos y antirrealistas que se formularon a partir del período medieval.
Además de esta entrada, te puede interesar,...
Medievalia Newsletter

¿Quieres estar a la última de medievalia?

Entérate de los próximos mercados medievales, productos de moda, últimas novedades del mundo medieval

¡Te has suscrito a nuestra newsletter!

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram