Turismo cultural

Turismo Cultural de Calidad.

Esta es nuestra filosofía. En Medievalia creemos que la dificultad para hacer accesibles el patrimonio, la historia y la cultura no radica en qué mostrar, sino en cómo mostrar. El mensaje es el objetivo; el canal, el vehículo. El turismo cultural de calidad, para nosotros, es aquel que convierte en interactivos el patrimonio y la historia, es decir, que permite que el visitante interactúe con ellos mediante un autodescubrimiento consciente. Se trata de tomar partido de forma activa en lo que está presenciando, con los cinco sentidos:

Olfato: la arqueología experimental y la reconstrucción histórica reproducen usos y aspectos de nuestra historia, por lo que es común que los olores del pasado retornen: el del acero, el de la madera, el de la lana o el lino, el de la pólvora, el de las viandas con que se alimentaban nuestros antepasados…

Tacto: Tocar es fundamental. Tocar la historia, sus materiales, sus objetos. Mediante el tacto nos retrotraemos al pasado… La cultura material reproducida es capital para devolvernos siglos atrás, y tocarla forma parte de ese viaje.

Vista: El aspecto visual prepondera por encima del resto. Es mediante la vista que podemos reconocer y estructurar nuestros pensamientos con respecto a lo que sucedió en el pasado. La vista, a la sazón, es aquella que nos permite realizar imágenes en nuestra mente que luego, al bucear en la literatura, volverán codificadas y claras gracias a los aspectos de la historia que hemos observado reconstruidos.

Gusto: Saborear es fundamental. ¿Se puede paladear el pasado? Por supuesto. Desde su aspecto más romántico (paladear: disfrutar) hasta el más literal. Cuando se reconstruye la historia, un factor que no hay que dejar de lado es el de la alimentación, los sabores y los recuerdos que estos conllevan.

Oído: ¿Se puede escuchar la historia? Se debe. La historia es música, es canto, es oración. Los sonidos cotidianos del pasado eran amplísimos: el acero, las herramientas, la piedra, las letanías, el pergamino y las plumas surcándolo… Nuestros sonidos son la banda sonora de la historia.

alt= "Turismo cultural"

alt= "Turismo cultural"